Nuestro Patrono

San Francisco de Sales: Nace en Saboya (Francia) en el 1567, hijo de los marqueses de Sales. En 1593 es ordenado sacerdote. Pasa largas horas de oración, pues afirma que “a los hombres se los salva de rodillas”. Tiene que habérselas con el protestantismo, y además de la predicación oral, escribe unas hojas sueltas, llamadas Controversias, precursoras del periodismo. Así lo leen quienes no van a escucharlo en la iglesia, y se convierten 60.000 calvinistas. En 1603 es consagrado obispo de Thorens. Cuando el rey le ofrece otra diócesis más rica, responde: “Me he casado con una pobre y no puedo dejarla por una más rica”. Es un gran apóstol de la pluma, y escribe varios libros; por eso es el patrono de los periodistas. Tiene un temperamento violento, pero san Vicente de Paúl dice de él: “¡Qué bueno será Dios cuando tanta mansedumbre hay en Francisco !” Entabla una honda amistad con santa Juana de Chantal, y ambos fundan la Orden de la Visitación. Pasa a la paz eterna en 1622. San Juan Bosco lo elige como protector de su familia salesiana; de ahí el apelativo de salesianos.

 

Oración a San Francisco de Sales

Tú que fuiste el hombre más amable después de Jesucristo,
alcánzanos del buen Dios,
la gracia de ser también nosotros mansos
y humildes de corazón como Cristo
y como lo fuiste tú, Jesús, manso y humilde de corazón
haz nuestro corazón semejante al tuyo.